¿Qué es LASIK?

Queratomileusis in situ asistida por láser (LASIK) es el tipo de cirugía láser más extendido para corregir problemas de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Se ha venido utilizando ampliamente desde mediados de los años noventa y se estima que cada año se llevan a cabo 3,5 millones de operaciones LASIK en Europa.

El procedimiento LASIK

LASIK es una técnica muy precisa utilizada para modificar la forma de la córnea (la superficie clara del ojo frente al iris coloreado) con el fin de corregir un defecto de refracción. Consiste en un láser guiado por ordenador que está programado según una serie de mediciones muy precisas realizadas durante la evaluación preoperatoria. Durante la intervención LASIK, ningún instrumento quirúrgico entra dentro del ojo, por tanto el riesgo de infección es muy bajo. Vea información detallada aquí sobre qué sucede antes, durante y después de una intervención LASIK.
La cirugía LASIK ocasiona dolor mínimo y, por lo general, la visión se recupera con rapidez. Al igual que con todos los procedimientos quirúrgicos, la técnica LASIK conlleva riesgos y posibles complicaciones que varían de una persona a otra. Haga clic aquí para ver más información. Debe discutir con su cirujano los riesgos y ventajas asociados a su perfil personal antes de decidir seguir adelante con el procedimiento LASIK.
En la mayoría de los casos, un único tratamiento logrará los resultados deseados dejándole listo para llevar a cabo la mayor parte de las actividades diarias sin la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto. Sin embargo, existe la posibilidad de que tenga que utilizar gafas de lectura o lentes correctoras para algunas actividades.