Preguntas Frecuentes

  • LASIK (Queratomileusis in situ asistida por láser) es un procedimiento quirúrgico que utiliza un láser excimer para modificar la forma de la córnea del ojo corrigiendo, de este modo, el defecto de refracción de las personas con miopía, hipermetropía o astigmatismo. Juntas, estas tres condiciones suponen alrededor del 95% de los defectos de refracción.
  • La primera intervención LASIK la realizó en 1990 el cirujano oftalmológico griego Ioannis Pallikaris, y en el presente año 2010 se celebra el 20 aniversario de esta intervención. El procedimiento ha estado ampliamente extendido desde mediados de los años noventa.
  • Esta es una decisión que debería tomar después de consultar con un cirujano ocular, quien le indicará si la cirugía LASIK es adecuada para usted. Al igual que con todos los procedimientos quirúrgicos, la técnica LASIK conlleva riesgos y posibles complicaciones que varían de una persona a otra. Tras una intervención LASIK, una alta proporción de personas puede llevar a cabo la mayoría de las actividades sin gafas ni lentes de contacto, pero esto no se puede garantizar y existe la posibilidad de que pueda seguir necesitando corrección visual para algunas actividades.

  • No, existen una serie de factores que los cirujanos deben evaluar antes de poder determinar si LASIK es la técnica adecuada para usted. Haga clic aquí para ver información más detallada.
  • Aproximadamente el 56% de los pacientes que son operados con la técnica LASIK logran resultados de 20/20 o mejores y más del 90% de 20/40 o mejor (suficientemente bueno como para conducir en la mayoría de países). Sin embargo, la cirugía LASIK no garantiza una visión perfecta y es posible que siga necesitando gafas de lectura o lentes de contacto para algunas actividades. La probabilidad de necesitar corrección visual adicional es mayor en las personas con más de 40 años, debido al envejecimiento normal del ojo conocido como presbicia que ocurre con o sin LASIK.
  • Su cirujano ocular le pondrá gotas anestésicas en el ojo con el fin de asegurarse de que usted esté cómodo durante la intervención. Es posible que también se le administre una dosis de un fármaco sedante para ayudarle a estar relajado. Es normal notar alguna irritación, sensibilidad a la luz y humedecimiento ocular inmediatamente después de una intervención LASIK pero, en la mayoría de las personas, esto desaparece a las pocas semanas.
  • Al igual que con todos los procedimientos quirúrgicos, la técnica LASIK conlleva riesgos y posibles complicaciones que varían de una persona a otra. Consulte la sección Efectos secundarios de la cirugía ocular con láser para ver más información y asegúrese de discutir con su cirujano ocular los riesgos/ventajas de LASIK en su caso particular.
  • Algunas personas ven resplandor o halos alrededor de las luces en condiciones de luz escasa. Para la gran mayoría, estos síntomas son solo temporales. Sin embargo, algunas personas continúan experimentándolos durante varios meses o incluso periodos más largos, lo que puede interferir con sus actividades habituales, especialmente conducir por la noche.
  • LASIK ha demostrado ser una técnica segura y eficaz para la mayoría de las personas. Con las pruebas y los exámenes preoperatorios adecuados, unas expectativas razonables y los cuidados de un cirujano experto, para la mayor parte de los pacientes los resultados son satisfactorios.
    • LASIK puede corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.
    • El procedimiento es rápido y, por lo general, indoloro.
    • Dado que el láser va guiado por un ordenador, es preciso y los resultados son muy exactos.
    • En la mayoría de los casos, un único tratamiento logrará el resultado deseado; sin embargo, es posible que se necesite realizar alguna mejora, incluso varios años después de la cirugía inicial.
  • • Los ojos de los pacientes cicatrizan de forma ligeramente diferente, por tanto los resultados pueden variar de una persona a otra.
    • LASIK podría empeorar algunos aspectos de su visión, por ejemplo los resplandores y halos de la visión nocturna.
    • Los síntomas de ojo seco en algunas personas podrían ir a más tras una intervención LASIK.
    • En raras circunstancias, LASIK puede empeorar la visión de forma que no se pueda corregir con gafas o lentillas.
  • El coste de LASIK varía dependiendo de la complejidad del procedimiento para corregir el defecto de refracción, su elección de cirujano y el país donde viva.
  • Dado que LASIK se considera una opción y no una necesidad, deberá consultar la cobertura de su seguro médico para ver si LASIK forma parte de la misma.
  • Su médico de cabecera o su óptico le podrá recomendar un cirujano LASIK de su área pero, aún así, deberá formularle algunas preguntas para asegurarse de que está bien cualificado y cuenta con la experiencia necesaria. Consulte la sección A la hora de seleccionar un cirujano para ver más información.
  • Teóricamente, es posible realizar la intervención LASIK en ambos ojos el mismo día, pero su cirujano deberá indicarle los riesgos. Con el fin de reducir el riesgo de contaminación cruzada, cada ojo deberá tratarse como un procedimiento diferente.
  • Dependiendo de la causa, un segundo tratamiento puede ser una solución viable para cambios posteriores de visión. Tendrá que consultar con su cirujano ocular para que determine la causa del cambio y qué opción es la mejor para usted.
  • Después de unos días puede volver a realizar sus actividades normales. Sin embargo, tendrá que evitar actividades como deportes de contacto o natación durante varias semanas. Es importante consultar con su cirujano y seguir sus consejos sobre cuándo es seguro volver a iniciar actividades específicas.
  • Puede experimentar cierta incomodidad y/o visión borrosa durante varias horas después de la intervención y algunos pacientes reciben un sedante antes de la cirugía. No ser recomienda conducir al menos en 24 horas y puede que necesite esperar más tiempo dependiendo de las particularidades de su operación y de los reglamentos de tráfico de su país.