Otros tipos de cirugía para corregir un defecto de refracción

LASIK es el tipo de cirugía ocular láser más extendido, pero no es el idóneo para todo el mundo. Su cirujano puede recomendarle un procedimiento alternativo, por ejemplo:

Técnicas láser alternativas

PRK (Fotoqueratectomía refractiva)
Es una técnica similar a LASIK, pero con PRK la superficie corneal se retira completamente (en lugar de crear un "flap" epitelial). Puede estar recomendada para personas cuya córnea no sea lo suficientemente gruesa para someterse a una intervención LASIK. La técnica PRK conlleva dolor entre moderado e intenso, aunque esto varía considerablemente de una persona a otra. Se debe llevar puesta una lente de contacto de protección durante una semana y la recuperación visual tarda entre 2 y 4 semanas. En casos sin ningún tipo de complicación, por lo general, la visión tarda entre 1 y 3 meses en estabilizarse completamente. Después de una intervención de PRK, deberá esperar al menos una semana de recuperación antes de volver al trabajo.

LASEK (queratectomía epitelial in situ asistida por láser)
La técnica LASEK es similar a la PRK pero la superficie corneal se reemplaza al final del procedimiento. El LASEK, por lo general, es menos doloroso que el PRK, pero también está relacionado con sensibilidad a la luz. Es necesario llevar puesta una lente de contacto de protección durante algunos días y la recuperación visual puede tardar en recuperarse entre 3 y 6 semanas. En casos sin ningún tipo de complicación, por lo general, la visión tarda entre 1 y 4 semanas en estabilizarse completamente. Después de una intervención de LASEK, deberá esperar al menos entre 3 y 6 días de recuperación antes de volver al trabajo.

LTK (queratoplastia térmica con láser)
Se aplica un anillo de pequeños puntos de calor alrededor de la córnea para cambiarle la forma. La técnica LTK solo se puede utilizar para corregir hipermetropías ligeras y los resultados pueden ser temporales.

Técnicas quirúrgicas que no utilizan láser

RK (queratotomía radial)
Esta fue una de las primeras técnicas utilizadas para corregir la miopía, pero está prácticamente en desuso hoy en día. Consiste en la realización de incisiones radiales poco profundas sobre la superficie corneal alrededor de la pupila.

CLE (extracción del cristalino transparente)
A diferencia de las técnicas láser que corrigen la visión por medio del cambio de forma de la córnea, la técnica CLE corrige la visión por medio de la extracción de la lente cristalina natural y la implantación de una nueva lente sintética intraocular.

PIOL (implante de lente intraocular phakic)
Un PIOL es una lente sintética que se inserta dentro del ojo para corregir la visión. No se extrae la lente natural sino que la lente sintética se coloca detrás del iris en frente de la lente natural.