Después de LASIK

Se le pedirá que utilice un protector de plástico que cubra su ojo durante la noche mientras duerme; durante los tres primeros meses, necesitará gafas tintadas con protección ultravioleta cuando esté expuesto a la luz solar.

Se le recetarán gotas oculares de antibiótico y antiinflamatorias que deberá utilizar durante la primera semana después de la intervención. También se le recetarán gotas lubricantes; es posible que necesite utilizar estas durante más tiempo (algunas personas experimentan ojos secos después de LASIK y deben utilizarlas por un periodo de hasta seis meses).

La mayoría de las personas se recuperan muy pronto de la intervención LASIK y están de vuelta en sus trabajos en dos o tres días. Después de uno o dos días ya se tiene una buena visión y esta se estabiliza tras un periodo de una a cuatro semanas, aunque puede tardar entre tres y nueve meses en casos complicados.